Menú

Clasificación Científica
Descripción Física
Formación y Fertilización del huevo
Desarrollo Embrionario
Incubación
Nacimiento
Alimentación
Algunas razas
Canciones
Bibliografía

INCUBACIÓN NATURAL

 

Imagen tomada de: http://www.bigdutchman.ru/bd_images/fotoseiten/Huhn.jpg

 

 

 La estación de reproducción comienza en primavera y se prolonga hasta el verano, con la intención de que los pollos nazcan bajo el calor veraniego. Los gallos anuncian su presencia con su cacareo al amanecer característico, descrito de manera onomatopéyica como "ki-kiri-ki". Este canto sirve tanto para atraer a las hembras como para alertar a otros machos de la presencia de un competidor. También puede estar ocasionado por algún disturbio a su alrededor.

 

Las gallinas ponen un huevo al día en el que se desarrolla el embrión, y lo incubarán hasta que nazca, dándole calor y rotando su posición. Al comienzo de la incubación, los embriones no están preparados funcionalmente (ni orgánicamente) para emitir calor. Por esto reaccionan como los organismos de sangre fría, es decir, cuando la temperatura del aire se eleva, aumenta el metabolismo de los embriones. Si la temperatura disminuye, el metabolismo decrece igualmente. Por tanto, el aumento de la temperatura favorece la multiplicación celular, la formación de las capas y las membranas embrionarias (alantoides, corion, amnios y saco vitelino), así como la nutrición. Es decir, se incrementa el ritmo de crecimiento y desarrollo de los embriones. Es por ello que cuando una gallina está incubando, es recomendable cuidar que no deje el nido gran parte del tiempo (aproximadamente 30 minutos es lo recomendable) porque se pueden enfriar los huevos y por consiguiente detenerse su desarrollo.

 

Se conoce como gallina clueca a aquella que deja de poner huevos y se centra en empollarlos y protegerlos.

En la siguiente tabla se muestran los diferentes signos de desarrollo embrionario
durante los 21 días de incubación.

 

Como o todos los huevos eclosionan al mismo tiempo la madre continua durante dos días incubando desde el nacimiento del primer polluelo, los cuales agotan los nutrientes de la yema que han absorbido antes de nacer. Entre las 2 y 4 semanas después de nacer, los pollos ya tienen plumas y a las 8 semanas ya tienen el plumaje de adulto. A las 12 semanas son expulsados del grupo por sus madres para que formen el suyo propio o se unan a otro. A los 5 meses de edad alcanzan la madurez sexual, siendo normalmente los machos quienes la alcanzan.

 

 

 

                                                                                                                                                       

 

Volver al Principio

Volver al tema

Volver la menú